La conectividad como aliada del desarrollo sostenible

La conectividad como aliada del desarrollo sostenible

Sostenibilidad y desarrollo tecnológico. En ambos conceptos encontramos dos de las grandes metas de la sociedad actual. Por un lado, el panorama internacional es rotundo en cuanto a la necesidad del cumplimiento de los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) que forman parte de la Agenda 2030. Por el otro, tanto particulares como empresas se involucran cada vez más en el camino hacia la conectividad como parte de su día a día, incorporando soluciones digitales que aumenten la comodidad y la eficiencia de los procesos. Pero se da otra circunstancia, y es que la conectividad es en sí una herramienta idónea para alcanzar los ODS, contribuyendo de manera directa a la consecución de estos objetivos. Veamos cómo.

Mayor productividad con menor impacto ambiental

Rentabilidad y sostenibilidad no son ni mucho menos incompatibles, siempre que se le sepa sacar provecho a las herramientas que las nuevas tecnologías ponen a nuestro alcance. 

Transformar los procesos de producción e invertir en la modernización de las infraestructuras, aumentará la calidad de productos y servicios y la eficiencia de los productores mientras reduce notablemente el impacto ambiental. Aquí algunos ejemplos:

  • La implementación del edge computing (firme sustituto del modelo de nube centralizado) aumenta el rendimiento de las empresas disminuyendo no solo los costes económicos, sino también las emisiones de CO2. 
  • La irrupción de las redes 5G puede contribuir a un menor consumo energético, interviniendo directamente en medidas como el ahorro de agua y luz, la reducción de residuos y una disminución de energía de hasta el 90%. 
  • El IoT (Internet de las Cosas) permite optimizar la gestión energética aportando soluciones beneficiosas para el medio ambiente mientras aumenta el potencial, la competitividad y la productividad de las empresas.

Se puede asegurar, entonces, que la inversión en conectividad puede convertirse en un potente motor que contribuya a lograr el noveno de los 17 objetivos para el desarrollo sostenible: Construir infraestructuras resilientes, promover la industrialización sostenible y fomentar la innovación

Igualdad y reducción de la brecha digital 

Uno de los aspectos clave del desarrollo sostenible hace alusión a la igualdad de oportunidades de la población. Este concepto clave se aborda desde distintos puntos de vista en los ODS. Entre ellos están:

  • Poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo.
  • Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad para todos.
  • Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos

Lograr un mundo interconectado mediante la optimización de sistemas y procesos es una fuente de soluciones ante la desigualdad social y económica. El Big data, la desaparición de fronteras y distancias mediante dispositivos móviles de última generación, la inteligencia artificial aplicada a la sanidad, el acceso a la formación y el empleo desde cualquier punto del mundo… Apostar por la digitalización en todos los territorios es parte fundamental de la estrategia para alcanzar el bienestar de toda la población.

Los datos al servicio del planeta

El vínculo entre conectividad y conciencia medioambiental no se limita a la productividad sostenible o al ahorro energético. También afecta directamente al desarrollo de modelos cada vez más sofisticados que permitan recopilar información y desarrollar herramientas altamente eficientes para detener e incluso invertir la preocupante tendencia de nuestro planeta en las últimas décadas.

Los datos son aliados poderosos para convertir en logros los ODS 13 centrados en el cuidado del medio ambiente, la flora y la fauna:

  • Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos.
  • Conservar y utilizar en forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible.
  • Gestionar sosteniblemente los bosques, luchar contra la desertificación, invertir la degradación de las tierras y detener la pérdida de biodiversidad.

El avance en sistemas de recolección y análisis de datos proporciona información valiosísima a la hora de evaluar la situación actual, prever la futura y diseñar soluciones basadas en información rigurosa.

Una conectividad eficiente facilitará la aplicación de sistemas avanzados que permitan cuidar y atender el planeta con la urgencia que necesita actualmente. Mediante el IoT se están poniendo en marcha acciones que comprenden desde el rastreo de especies en peligro de extinción hasta la monitorización de desastres naturales, pasando por el control de vertidos en ríos y mares.

En resumen, basta con revisar los Objetivos de Desarrollo Sostenible incluidos en la Agenda 2030 para darnos cuenta de cómo la conectividad puede contribuir a afrontar el gran reto de la sociedad actual: un mundo más igualitario, justo y saludable para todos.

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.